Hola, ¿necesitas ayuda?
Barbas rizadas: cuidados básicos para evitar el encrespamiento

Lucir una barba perfecta y con un aspecto impecable requiere de diversos cuidados diarios que pueden variar en función de tu tipo de barba. Ten en cuenta que todas son diferentes y tendrás que adaptarte a las necesidades y particularidades de la tuya. Hoy llega el turno de centrarnos en las barbas rizadas y en la rutina específica que necesitan seguir para mantener su estilo. ¿Es tu caso? ¡Sigue muy atento a todos los consejos y soluciones que puedes poner en práctica para dejar atrás el encrespamiento y los continuos enredos!

Este tipo de barbas, pese a tener el mismo volumen que aquellas con un vello facial recto, reflejan un aspecto y una densidad mucho mayor. ¡Llegan a ser la envidia de todos aquellos que tienen calvas y poco volumen! Lo que para muchos es una suerte, es el resultado de tener folículos pilosos con forma ovalada. De esta manera, cuando el pelo comienza a sobresalir de la piel, lo hace curvándose y creciendo en diferentes direcciones. Sin embargo, lejos de pensar que todos son ventajas, aquellos hombres con barbas rizadas también tienen la sensación de que su vello facial crece poco o lo hace muy lentamente, y, además, tienen que soportar la rebeldía de estos pelos, que se enganchan unos a otros continuamente.

Como decíamos al principio de este post, todas las barbas son distintas, y las onduladas no iban a ser una excepción. Caracterizadas por tener el folículo piloso curvado, puede distinguirse principalmente entre aquellas en las que el cabello se riza más a medida que la barba aumenta su longitud, o entre las que lucen un vello ondulado compacto y apretado, aumentando la complejidad de su manejo.

¿A qué problemas se enfrentan los hombres con barbas rizadas?

Además de resultar un cabello más complicado de desenredar en algunos puntos, otra de las problemáticas más frecuentes a las que tienen que hacer frente los hombres con barba rizada es al enquistamiento de su vello facial, que tiende a rizarse continuamente sobre sí. Puede ocurrir que el pelo se enquiste antes de salir a la superficie debido a una alta acumulación de células muertas sobre la piel, o como consecuencia del propio movimiento del cabello, que termina provocando esta inflamación e irritación.

Rutina de cuidados para los hombres con barbas rizadas

Lucir una barba cuidada y en buen estado necesita de tiempo y dedicación, más aún si tienes el vello facial enredado, y, además, se enrolla con mucha facilidad. Lo mejor en estos casos es utilizar un peine de madera o de cerdas de jabalí que te permita desenredar el cabello sin producir roturas ni arrancar el pelo, encaminando el vello en una misma dirección.

El primer paso en toda rutina de cuidados debe comenzar por la limpieza de la barba, usando para ello un champú específico para este tipo de cabello con el que eliminar los restos de grasa y suciedad que puedan acumularse. Asimismo, es importante que tampoco abuses del lavado para evitar retirar los aceites naturales que genera tu piel y que ayudan a su protección.

A la hora de lavar la barba rizada (un consejo que debes aplicar a cualquier tipo de cabello), controla la temperatura del agua (mejor que esté templada) y realiza un suave masaje que permita que el producto penetre en tu barba y actúe desde la raíz hasta las puntas, incluso en la piel que se encuentra debajo.

No hay que olvidarse tampoco de la importancia de secar completamente y de forma posterior este pelo. Una vez retirada toda la humedad, puedes cepillar el cabello para ir domando las ondulaciones. Asimismo, para mantener la forma y el estilo de la barba, tendrás que recortarla de forma frecuente, sobre todo en la parte de las mejillas y el bigote. Si a pesar de los intentos no logras manejar los rizos de tu vello, es preferible optar por lucir una barba más corta. Todo dependerá de tus gustos personales. También eres tú quien tiene que elegir si prefiere que se vea ligeramente rizada u optas por tratarla por completo alisándola poco a poco.

Para facilitar tanto el corte como el peinado, lo más adecuado es cepillar la barba previamente, y después, utilizar un aceite de barba elaborado con una combinación de aceites esenciales que suavizan e hidratan el vello, ayudando a combatir el encrespamiento del cabello de la barba y a revitalizar el folículo piloso. Al ser un producto concentrado, no abuses de la cantidad que utilices, aunque todo ello dependerá también del volumen de vello facial que tengas. En definitiva, basta con aplicar unas pocas gotas en la palma de tu mano y extender bien el producto sobre la barba seca o ligeramente húmeda, especialmente en las zonas más secas. Hazlo de forma uniforme y peina después el cabello para expandirlo mejor. Otra opción acertada es utilizar un sérum de barba formulado con activos que actúan reparando el vello, sellando la cutícula y protegiéndola de las agresiones externas; productos idóneos para suavizar el cabello y aportar más brillo, favoreciendo su manejabilidad.

Para dar forma y fijar el cabello, potenciando su nutrición e hidratación, te recomendamos no dejar de incluir en tu rutina de cuidados diaria una cera de barba. ¡El aliado perfecto para estilizar la imagen de tu barba! Esta gama de productos cosméticos para hombre, como los que formulamos en Mi Rebotica, no puede faltar en tu ritual si lo que necesitas es hidratar tu piel y el cabello de la barba para que luzca sano, suave, fuerte y brillante. ¿Ya sabes cuáles son los cuidados básicos que debes poner en práctica para evitar el encrespamiento de tu barba rizada?

Comments (0)

No comments at this moment