Horario de atención al cliente de lunes a sábado de 9h a 21h
Tipos de perilla: ¿cómo convertirla en tu seña de identidad?

Si miras a tu alrededor, seguro que te encuentras a más hombres con barba que afeitados. ¡Y es que las barbas han vuelto con fuerza! ¿O es qué nunca llegaron a irse? Desde hace algunos años, somos muchos los que hemos apostado por lucir nuestro vello facial y por probar diferentes estilos hasta encontrar el que mejor encaja con nuestra imagen y forma del rostro. Si estás pensando en hacer un cambio porque estás cansado de tu apariencia y buscas dar un nuevo aire a tu barba, te recomendamos apostar por los diversos tipos de perillas para hombre, ese punto intermedio entre el afeitado más apurado y la barba poblada, y que han puesto muy de moda famosos actores como Brad Pitt.

Además, las perillas resultan la solución perfecta para aquellos hombres que quieren lucir su vello facial pero no cuentan con la densidad y el volumen suficiente en la zona de las mejillas para llevar barba. ¡Una opción que a día de hoy muchos escogen como su apuesta ganadora! Tipos de perillas, al igual que ocurre con las barbas y los bigotes, hay muchos, y su elección dependerá de tus gustos personales, la cantidad de cabello que tengas en la zona y, finalmente, de la forma de tus facciones.

¡No nos extraña que cada vez tenga más adeptos! Las perillas pueden verse en estilos de los más variados, coincidiendo todas en la simetría y el equilibrio en el perfilado. Las más características son en forma de barba que rodea el bigote y la barbilla, pero dejando las mejillas al descubierto; o aquella que luce únicamente vello en la zona del mentón. Sea como sea, lo importante es encontrar el tipo que mejor encaje y defina tu personalidad, convirtiéndose en tu seña de identidad.

Si ya te has decidido por dar el paso y convertirte en un hombre con perilla, ¡antes debes saber que tienes que cumplir un requisito! Los expertos barberos recomiendan que el vello facial haya alcanzado una longitud de aproximadamente 10 milímetros para poder darle la forma deseada. ¡Este sería el tamaño adecuado para lanzarte a tu cambio de imagen!

Tipos de perilla según la forma del rostro

A la hora de escoger entre los diferentes tipos de perillas, te preguntarás cuál es el secreto para acertar con tu decisión. ¿Dejarla larga?, ¿fina?, ¿completa o parcial? Lo más importante es que encaje con tu personalidad y que valores las características de tu vello y sus carencias, hasta la forma de tu rostro. No todos los estilos de perilla puede que le favorezcan a la estructura de tu cara y a los ángulos de tu mandíbula o de la barbilla. Debes sacar partido a tus facciones y escoger el volumen y la densidad de tu vello facial teniendo esto en cuenta, de forma que respetes las proporciones y logres obtener la máxima armonía.

Por ejemplo, los hombres con los rostros alargados u ovalados deben optar por perillas con mayor volumen en horizontal (una buena opción es añadir patillas), evitando que tengan mucha longitud para no estrechar sus facciones. En el caso de las caras redondas, estas se ven favorecidas con perillas largas. Los rostros cuadrados y redondos son los que más beneficiados se ven con los diferentes tipos de perilla, ya que al quedar los laterales al descubierto, esto ayuda a suavizar los ángulos de la barbilla y a estilizar las facciones. También es una opción ideal para los hombres con la mandíbula muy marcada.

Tipos de perillas según la cantidad de vello facial

En función del volumen y la densidad del cabello, podemos diferenciar entre diferentes tipos de perillas. El primero que nos viene a la cabeza, por ser el estilo más clásico y menos rompedor, es aquel que conecta el bigote y la perrilla en forma cuadrada o circular, ya sea con una extensión larga, corta o media. También hay hombres que optan por lucir una perilla parcial, es decir, aquella que carece de bigote y solo presenta vello en la zona de la barbilla, cuya longitud puede variar según los gustos personales. Desde versiones más estrechas hasta perillas parciales grandes, en las que el vello ha crecido por toda el área del mentón, respetando la anchura de la boca y llegando hasta la comisura de los labios. Aquellas que se extienden verticalmente por la barbilla se conocen como pista de aterrizaje. Por otro lado, nos encontramos con las perillas completas. Para muchos resultan más favorecedoras al constar de bigote y perilla, los cuales, además, pueden o no estar unidos.

Uno de los estilos que más se ha puesto de moda en los últimos años es la perilla Van Dyke, sobre todo entre los hipsters. Muy similar a la completa, el bigote y la perilla no están unidos, por lo que favorece a aquellos hombres que no consiguen que el vello facial sea uniforme, siendo más estrecha la zona de la perilla que la del bigote para conseguir una forma triangular. Si por el contrario prefieres optar por una perilla de tipo ancla, el ancho de la perilla debe ser superior al bigote.

Consejos para recortar tu perilla

Para pasar de lucir una barba poblada a llevar perilla, lo primero que debes hacer es recortar la barba de forma uniforme (mejillas, barbilla, cuello, zona del bigote) hasta conseguir la longitud deseada. A continuación, llega el momento de comenzar a definir la forma de tu perilla. Comienza por el cuello, pasa a la barbilla y después a las mejillas. Una vez completada la definición de los bordes, es hora de trabajar con mayor precisión la perilla y de ajustar simétricamente los lados.

Para mantener la forma de tu perilla, debes ir recortando el vello facial no deseado e ir ajustando la longitud del pelo utilizando productos de calidad para el afeitado como los desarrollados por Mi Rebotica Gentlemen. Asimismo, es importante que cuides este cabello correctamente con productos para barba elaborados específicamente para la limpieza e hidratación del pelo y de la piel que se encuentra debajo, facilitando, además, el peinado de tu perilla. ¿Quién se suma a esta nueva tendencia?

Comments (0)

No comments at this moment