Horario de atención al cliente de lunes a sábado de 9h a 21h
Remedios contra las piernas cansadas en hombres

El síndrome de las piernas cansadas es un problema que afecta a un alto porcentaje de la población, y aunque habitualmente lo sufren más mujeres que hombres, como consecuencia de cambios hormonales durante la menstruación o la menopausia, cada vez es más frecuentes que nosotros tengamos que enfrentarnos a ello, sin ser conscientes en muchas ocasiones. Esta sensación de piernas cansadas en hombres y de pesadez, se puede hacer notoria al caminar, pero también al intentar moverlas o simplemente al permanecer de pie, lo que puede afectar a la calidad de vida de las personas que sufren esta dolencia.

Además del cansancio, este síndrome se evidencia con otros síntomas como la hinchazón en los tobillos y pantorrillas, dolores, una sensación de adormecimiento por las noches, calambres en las extremidades inferiores, picores, varices e, incluso, agujetas.

Este tipo de patologías vasculares relacionadas con la circulación sanguínea se ha generalizado cada vez más entre personas de todas las edades y sexos, lejos de achacarse exclusivamente a personas de avanzada edad, como consecuencia del desgaste y de diversos achaques propios del paso del tiempo. Asimismo, influyen los factores genéticos y hormonales, siendo, además, mayor la predisposición en personas con problemas de sobrepeso o en aquellas que llevan un estilo de vida sedentario. También se ha detectado una tendencia superior en determinados tipos de profesión con características muy similares y afines. Las actividades laborales que implican muchas horas sentado, o, por el contrario, muchas horas de pie, sufren en un mayor porcentaje el síndrome de piernas cansadas.

Estas son solo algunas causas por las que se origina, aunque este dolor también puede venir motivado por las altas temperaturas, lo que provoca que las venas y arterias se dilaten y acumulen más sangre, favoreciendo con ello la retención de líquidos. Afecta también el tipo de alimentación, fumar o el consumo de alcohol. La sensación de piernas cansadas en hombres también puede derivar de enfermedades, contracturas o lesiones.

Remedios para piernas cansadas

Son muchos, y de lo más variados, los factores de riesgo que motivan la insuficiencia venosa y que generan problemas en la salud vascular. La clave para no sufrir esta afección se basa en la prevención y en un correcto tratamiento para las piernas cansadas. ¡Empieza ya a tomar nota de todos los pasos que puedes dar para reducir los dolores y la pesadez!

Una solución contra las piernas cansadas es practicar algún tipo de actividad física de forma regular. No hace falta que ahora te conviertas en un deportista de élite, también cuenta realizar ejercicios suaves, e incluso, salir a caminar, al menos tres o cuatro días a la semana. ¡Si vas incrementando la frecuencia, mucho mejor! Notarás que se reducen los dolores en tus piernas y una mejoría del organismo a nivel general. Correr o caminar, así como practicar ciclismo o natación, son opciones que contribuyen a combatir la pesadez en las piernas.

Además de evitar el sedentarismo durante tu tiempo libre, también es importante que durante tu jornada laboral cambies de postura de forma frecuente, aunque sea simplemente realizando pequeños movimientos que ayuden a activar la circulación como, por ejemplo, activar los pies, estirar los empeines o caminar de puntillas.

Realizar algún tipo de actividad física o cambiar de postura con regularidad durante las horas de trabajo te traerá muchos beneficios, pero no es lo único que puedes hacer por ti. Otra recomendación para los más valientes es ducharse con agua fría, al menos hasta la zona de las caderas, aplicándola en sentido ascendente. Aunque si crees que no vas a resistir estas bajas temperaturas, prueba a realizar cambios de temperatura de más caliente a más frío. ¡Incluso notarás la mejora poniendo las piernas en remojo durante unos minutos! ¡Es hora de relajarte!

A estos tips hay que añadir otros remedios para las piernas cansadas, pequeños gestos que pueden mejorar el cansancio y pesadez, como beber agua (mínimo 1,5 y 2 litros al día) para eliminar toxinas, y seguir una alimentación saludable y equilibrada rica en fibra (es importante consumir muchas frutas, verduras, nueces, legumbres y cereales). Poner en práctica estas recomendaciones te traerá muchas ventajas, ya que te ayudarán a prevenir este tipo de patologías y a mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio. Evita, además, el consumo de alcohol y de refrescos azucarados, así como los alimentos procesados o fritos. Solo tienes que dejar de lado algunos hábitos que te hacen poco bien y crear una sencilla rutina donde tengas en cuenta todas estas soluciones para piernas cansadas. ¡El truco de dormir colocando las piernas ligeramente hacia arriba también te ayudará bastante a mejorar la circulación! Solo tienes que colocar una almohada debajo de tus pies. ¡Es infalible!

Respecto al calzado y a la ropa, lo aconsejable es que sean amplios, permitiendo que la sangre circule con mayor facilidad. A todas estas rutinas puedes incorporar el uso de calcetines especiales de compresión, los cuales ejercen una ligera presión desde la zona del tobillo hacia la parte superior del cuerpo, mejorando el retorno venoso de la sangre y reduciendo los problemas de circulación, como varices o arañas, que se originan tras largos períodos sentado o de pie.

Estas prendas han diseñadas para calmar la pesadez, al igual que lo hacen los geles de piernas cansadas formulados con activos naturales que producen un alivio inmediato y que ayudan a refrescar y relajar las piernas cansadas, combatiendo el cansancio. Lo ideal es utilizar este tipo de producto, como el formulado por Mi Rebotica, que aporta esa sensación de relajación y frescor, y aplicarlo mediante un masaje drenante. Así contribuirás a tonificar y mejorar la microcirculación periférica, incluso cuando el cansancio se produce tras duras caminatas o actividades deportivas extremas. ¡Es el mejor tratamiento para piernas cansadas! Aplícalo desde los talones hasta las rodillas, siempre en sentido ascendente, realizando suaves toques sobre la piel. También puedes presionar ligeramente la zona con los nudillos y finalizar efectuando un masaje relajante con la palma de la mano a lo largo de toda la pierna.

En Mi Rebotica Gentlemen tenemos claro que los cosméticos masculinos pueden hacer mucho por ti, tanto para prevenir como para “curar”. Además de los geles para tratar las piernas cansadas, en la estantería de tu cuarto de baño no puede faltar una crema hidratante de uso diario que aporte a tu piel la hidratación y nutrición que necesita. ¡Recuerda que no solo vale con beber agua!

Comments (0)

No comments at this moment